Los chinos le muestran al mundo su parque de hielo más grande y espectacular

Está en la ciudad de Harbin. Tiene más de 2.000 esculturas.

China inauguró el mayor parque de hielo y nieve del mundo en la ciudad de Harbin, al noreste del país, donde habrá 2.000 esculturas talladas en hielo y diversas actividades interactivas de temática invernal, anunció la televisión estatal china CCTV.

La inauguración se realizó antes de que en enero se inicie la decimonovena edición del tradicional Festival de Hielo y Nieve que cada año se celebra en esa ciudad china, en la que la temperatura en esta época del año suele rondar los 25 grados bajo cero.

“Normalmente el trabajo empieza el 5 de diciembre, pero este año comenzamos a acumular nieve para las tallas y esculturas el día 1. Hay casi 10.000 personas trabajando en el parque y la mitad está ya construido”, relató Wang Zengyu, director ejecutivo del recinto, a la cadena.

Un mundo de fantasía que este año tendrá dos mil esculturas.

Este lugar, en funcionamiento desde el año 1999 y que suele atraer cada año a millones de visitantes, presentará en esta ocasión 2.000 esculturas, cifra récord en su trayectoria, talladas en 180.000 metros cúbicos de hielo.

Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, la más septentrional del país, es una de las capitales culturales de hielo y nieve en el mundo y su festival es uno de los cuatro mayores del planeta, junto al Festival de la nieve de Sapporo, en Japón, el Carnaval de Quebec (Canadá) y el Festival de esquí de Noruega. Recibe cada invierno a más de un millón de turistas, en su mayoría chinos, atraídos por las colosales estatuas de agua congelada y nieve con forma de templos, pagodas, palacios o budas.

El Festival de Harbin comienza de forma oficial cada 5 de enero y dura un mes -aunque puede prologarse si el tiempo lo permite- y en esas fechas son populares el esquí alpino en Yabuli, la natación invernal en el río Songhua y la muestra de faroles de hielo en el jardín de Zhaolin.

En la construcción de sus increíbles esculturas se utilizan desde modernos láser hasta tradicionales faroles de hielo, y en la edición de 2007 registró el récord de la escultura de nieve más grande del mundo. La obra tenía dos partes, las Cataratas del Niágara y el "Cruce del Estrecho de Bering"; midió 250 metros de largo y sumó un volumen de 13.000 metros cúbicos de nieve.

Vía: Viajes

Fuente: www.clarin.com